Rellenos Sanitarios

De acuerdo al Segundo Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero de Nicaragua (2008), de los gases de efecto invernadero generados por el sector desperdicios de Nicaragua, el metano (CH4) es la principal fuente y constituye el 95.96% [27.65 Gigagramos(Gg)], y el óxido nitroso (N2O) con un 4% (0.23 Gg), (la emisión de estos gases procede de la categoría Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en rellenos sanitarios y vertederos municipales, así como del tratamiento de aguas residuales domésticas, comerciales e industriales del país).

Desechos Sólidos
La categoría desechos sólidos incluye: Los residuos sólidos urbanos biodegradables de origen doméstico, comercial, institucional, construcción y demolición, servicios municipales, zonas de plantas de tratamiento, industrial y agrícola depositados en 24 vertederos municipales del país.

En el año 2000, se estima que estos residuos emitieron un total de 25.09 Gg de CH4 (utilizando el método de balance de masa) y 22.51 Gg de CH4 por medio del método del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

El número de ciudades elegibles cuyo sistema de disposición final controlado y no controlado de desechos sólidos, ameritó ser incluido en el inventario según los criterios técnicos del IPCC; aumentó en un 71.43%, es decir, de 14 ciudades analizadas en el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (INGEI) de 1994, se pasó a 24 en el año 2000. Catorce de los vertederos o rellenos sanitarios se encuentran en ciudades de la región del Pacífico, el resto se localiza en la zona Central del país (MARENA, 2008).

En Nicaragua, recientemente, se estudió el potencial de mercado del aprovechamiento de los residuos sólidos para la generación de biogás en el relleno sanitario de la ciudad de Managua. De acuerdo a este estudio, realizado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés), el sitio ofrece la oportunidad de generar aproximadamente 1.5 MW de electricidad y 5 MW de energía calorífica (EPA, 2011).

El resto de las municipalidades no poseen rellenos sanitarios por lo tanto, todavía no se han realizado los estudios. No obstante, a como se mencionó antes, en Nicaragua se realizó el segundo inventario nacional de gases de efecto invernaderos para determinar las emisiones de metano y las municipalidades han adoptado diferentes estrategias de gestión de los residuos sólidos y en algunos casos; el aprovechamiento del biogás en un relleno sanitario se mantiene de referencia como una alternativa en la disposición final

PROYECTO EN EL VERTEDERO LA CHURECA EN MANAGUA

El proyecto de desarrollo integral de La Chureca ha incluido no solo el sellado del vertedero del mismo nombre y considerado el mayor de América Latina, sino la construcción de una planta de reciclaje en la que trabajan los recolectores de basura, así mismo de casas y una escuela para las más de 250 familias que habitan el lugar. El resultado final del sellado del vertedero, dividido en cuatro cavidades (vasos de vertido), donde podrán ser depositados los cubos de “rechazo” que se generen al final de la cadena de tratamiento de residuos en la planta de reciclaje. También existe la posibilidad de que estos cubos puedan ser comercializados como combustible para determinados tipos de industria. Los gases producidos por la propia basura en descomposición que antes de la intervención producían combustiones espontáneas en toda la superficie del vertedero, son conducidos al exterior por un circuito de tuberías y por chimeneas de gasificación por las que sale el gas metano. Estos gases se podrán comercializar. De hecho, entre los planes de la Alcaldía de Managua está el futuro aprovechamiento energético de este gas, en base a estudios realizados.